MEDIACIÓN FAMILIAR

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN ?

La Mediación es un método voluntario y no adversarial de gestión de conflictos, que consiste en un proceso flexible y participativo de resolución pacífica de los mismos, a través del cual las partes se reúnen con un tercero -el Mediador- que las asiste en la negociación de un acuerdo que contemple los intereses de cada una de ellas.  El Mediador sirve de guía en el proceso, siendo un puente de comunicación entre las partes, a las que ofrece la oportunidad de alcanzar un acuerdo, facilitando la comprensión de las emociones inherentes a los conflictos, intereses y necesidades de todas las personas implicadas.

¿ A QUIÉN VA DIRIGIDA LA MEDIACIÓN  FAMILIAR ?

Lo más habitual es que los destinatarios de la Mediación Familiar sean: 

· Parejas decididas a separarse o a divorciarse. 
· Parejas ya en trámites de separación o divorcio.
· Parejas separadas o divorciadas que desean modificar las medidas establecidas con anterioridad. 

Pero también es posible acudir al Mediador Familiar cuando existe un conflicto entre personas con cualquier grado de parentesco (hermanos, padres e hijos, etc.), al objeto de prevenir, simplificar o poner fin a un procedimiento judicial de cualquier tipo, por ejemplo: conflictos sucesorios, personas dependientes, empresa familiar, etc. 

¿ QUÉ ES UN MEDIADOR FAMILIAR ?

Los Mediadores Familiares son profesionales con titulación universitaria y que, además, disponen de una formación especializada en Mediación Familiar. Es necesario que, para poder ejercer como tal, el Mediador esté inscrito en el Registro de Mediadores Familiares de su correspondiente Comunidad Autónoma. Nuestro Centro se encuentra debidamente inscrito en dicho Registro, con el número 73.

VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN

1. Favorece la comunicación entre las partes y, por lo tanto, de toda la familia.
2. Reduce el coste emocional.
3. Los miembros de la familia participan en la adopción del acuerdo y lo crean ellos mismos, sin que la decisión tenga que venir impuesta por un tercero ajeno a la situación (Juez, Árbitro, etc.).
4. Evita largos procesos judiciales.
5. Las partes respetan en mayor medida el cumplimiento del acuerdo, ya que han sido parte del mismo y sus intereses han sido contemplados.
6. Ayuda a mantener una buena relación en el futuro, al evitar la confrontación.
7. El Mediador Familiar habrá favorecido la comunicación entre las partes, siendo neutral e imparcial.

¿ QUÉ PODEMOS HACER EN ESPINA Y MARCOS POR USTED ?

Llámenos con toda confianza, concertaremos una cita y le escucharemos atentamente para que nos exponga su problema con total confidencialidad. Posteriormente le informaremos de la mejor solución a adoptar y de todos los trámites que sean necesarios. Confíe en nosotros.

Subir
Diseño Web nlocal